¿Quién es Juliu Horvath?

Una clienta mía de GYROKINESIS®, enamorada del método hasta la médula, articula la frase: “¡Gracias, Juliu!” cada vez que un ejercicio le hace sentir bien (y no son pocas…). Y es admirable, la verdad, crear un método tan lógico, placentero, efectivo… Ella no le conoce, pero yo sí tuve la suerte de asistir a un curso impartido por él y es imponente, observador, espiritual.

Juliu Horvath

Juliu Horvath

¿Cómo llegó hasta ese lugar? Pues supongo que con una gran idea que se va gestando paulatinamente y que sólo unos pocos tienen.

¡El primer paso fue lesionarse! Después de varios años dedicados a la danza, desertó de su país, Rumanía, y recibió asilo político en EEUU, donde también desarrolló su carrera de bailarín. Una hernia de disco y una rotura del tendón de aquiles le hicieron replantearse su camino. Se mudó a la isla de Santo Tomás, en las islas Vírgenes, un lugar paradisíaco en el Caribe. ¿Quién no se mudaría ahí? Aquí comenzó a practicar meditación, yoga y a observar la naturaleza. Viendo y sintiendo que había cosas que su cuerpo necesitaba, comenzó a desarrollar su propio método.
Siete años ni más ni menos vivió en esa isla maravillosa. Después, ya recuperado y deseoso de compartir sus experiencias, volvió a Nueva York, donde comenzó a enseñar su “Yoga para bailarines”. Cuando su clientela ya no sólo eran bailarines, sino gente de todas las profesiones y condiciones físicas, desarrolló una versión simplificada, a la que llamó GYROKINESIS®, aunque mantuvo la anterior versión, que se conoce hoy como GYROKINESIS® Level 2.

Juliu Horvath, Creador del método Gyrotonic

Juliu Horvath, Creador del método Gyrotonic

Y así fue… De ahí hacia delante, supongo que fue una rueda que ya no podía parar o que él supo cómo seguir girando.
Pensó y construyó con sus propias manos una máquina que sirviera de apoyo y ayuda para realizar los movimientos que él consideraba mejoraban el estado general del organismo. Y así surgió GYROTONIC®.
Hoy en día es un sistema que se enseña y utiliza en 52 países y parece que Juliu Horvath no piensa, a sus 74 años, en la retirada, puesto que imparte cursos por todo el mundo y sigue desarrollando el método y el equipamiento. Qué más se puede decir… ¡Gracias, Juliu!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.